RECETAS CON CALABAZA



¿Has probado nuestras calabazas? Hazlo!

Están muy dulces, buenísimas.


BENEFICIOS DE COMER CALABAZA


La calabaza es una hortaliza que posee interesantes propiedades para la salud. Tiene un alto contenido en fibra y es muy diurética, por lo que es especialmente útil para dietas de adelgazamiento, y además, gracias a su acción suavizante y protectora de la mucosa del estómago, está indicada en casos de acidez de estómago, digestiones difíciles o gastritis, ya que calma la irritación y el dolor de estómago. Esto se debe a su alto contenido en vitaminas A, B y C, así como en minerales (cobalto, boro, zinc, calcio, magnesio, hierro y potasio). Los betacarotenos que contiene (los elementos que le proporcionan su característico color naranja) han demostrado ser muy importantes en la prevención del cáncer de pulmón, colon, próstata, estómago y útero. Su alto contenido en antioxidantes nos ayuda a aumentar nuestras defensas.


No solo nos las comemos asadas al horno, podemos elaborar numerosas recetas con calabaza, aquí os dejamos algunas:


CALABAZA AL HORNO


Ideal para comer como postre, almuerzo o merienda.


  1. Partir la calabaza por la mitad en horizontal. NO retirar las semillas. Solo retirar las semillas o pepitas si la finalidad es asarlas aparte para utilizarlas en ensaladas y pastas, pues contienen son muy beneficiosas.; a continuación explicaremos como se hacen.

  2. Asar al horno la calabaza a 180· durante mas o menos una hora. Puedes asarla con o sin azúcar si eres de los golosos, e ir revisando el color para que no se queme.

TOSTAR LAS SEMILLAS - PEPITAS DE CALABAZA


Las semillas de calabaza contienen generosas cantidades de las vitaminas A, K, así como ácido fólico, además de la vitamina B3. También contienen ácido linoleico, ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-3. Tienen un sabor suave y dulce con una textura masticable, pero sobre todo, son unas de las semillas más nutritivas que existen.


Elaboración:


  1. Las semillas de la calabaza se retiran y se hierven en agua y sal.

  2. Después se procede a colocarlas al horno para que se tuesten.

  3. Una vez tostadas, pueden comerse directamente así o utilizarlas para otras preparaciones, aunque de cualquier forma son igualmente deliciosas.


Una opción es tostarlas con sal y utilizarlas en preparaciones saladas como ensaladas, pastas o sopas. También se pueden caramelizar y agregar a la preparación del muesli o de barras de cereales caseras; o pulverizar las semillas de calabaza y añadirlas a un combinado de frutas frescas y frutos secos, galletas, o cualquier otro alimento que se os ocurra.

BUÑUELOS DE CALABAZA